sábado, 9 de noviembre de 2013

Los siete pueblos medievales más desconocidos de España

Día 05/11/2013 - 09.38h

Nuestro país esconde numerosas localidades en las que el tiempo parece haberse detenido hace siglos

En pleno siglo XXI existen todavía muchas localidades en nuestro país que, gracias a su entorno o a su propio aspecto, parecen haberse congelado en el tiempo. Son remansos de paz y tranquilidad capaces de transportar al visitante a épocas pasadas con tan solo pisar sus calles empedradas. Para dar a conocer algunos de estos rincones anacrónicos, en el blog «1001 lugares increíbles» proponen un viaje a siete pueblos medievales españoles que no figuran en las grandes guías turísticas, pero que se merecen una relajada visita:

1.-Calatañazor

Este pequeño pueblo de la provincia de Soria es una auténtica reliquia medieval. Formado apenas por una calle central empedrada que desemboca en una plaza junto al castillo y al ayuntamiento. Paredes tapiadas de barro y paja, mampostería de piedra, tejados con chimeneas cónicas, y detalles que poco o nada han cambiado desde hace siglos forman el paisaje de esta población que cuenta también con tres iglesias, los restos de un castillo y murallas.

2.-Siurana

Con tan solo 21 habitantes, esta localidad catalana está coronada por una iglesia románica del siglo XII, mientras que los restos de un castillo con vestigios árabes sobresalen al borde de un enorme peñón y acantilado rocoso. Es uno de los pueblos mas bonitos en Cataluña tanto por su emplazamiento como por el entorno, con fantásticas vistas hacia el valle del río Siurana y su embalse. Un paraíso para los amantes de la escalada, Siurana es otra de las joyas no tan conocidas de Cataluña y de España.

3.-Frías

Tal vez haciendo honor a su nombre, este pueblo de la provincia de Burgos parece haberse congelado en el tiempo vario siglos atrás. Este municipio, cuyo núcleo urbano está declarado Conjunto Histórico Artístico, se encuentra emplazado sobre un cerro que proporciona unas envidiables vistas hacia el río Ebro a sus 277 habitantes.

4.-Ujué

Este caserío navarro en el que viven poco más de 200 personas se sitúa en lo alto de una colina, en el entorno de la Sierra de Ujué. Calles empedradas y fachadas de roca coronadas en lo alto por una iglesia fortaleza que domina las vistas hacia todos los ángulos, atestiguan que el pueblo apenas ha cambiado nada a lo largo de los últimos siglos.

5.-Albarracín

Esta localidad turolense es un claro ejemplo de adaptación al paisaje que la rodea. Considerado por muchos expertos como el pueblo más bonito de España, pasear por esta población de poco más de mil habitantes y que forma parte del llamado Camino del Cid asegura un auténtico viaje en el tiempo hasta la Edad Media.

6.-Alcalá del Júcar

Encuadrado entre acantilados y barrancos, este pueblo castellano-manchego ofrece otra hermosa combinación entre el sinuoso paisaje natural y las construcciones, entre las que se encuentran casas blancas con tejados, un castillo árabe y varias cuevas excavadas la roca. Sus calles de adoquines, el puente romano que cruza el río Júcar y unas espectaculares vistas convierten a Alcalá del Júcar en un pueblo encantador e ideal para pasear sin un rumbo fijo.

7.-Peratallada

Este pequeño pueblo perteneciente al municipio de Forallac posee uno de los conjuntos medievales más intactos y completos de Cataluña. Declarado Conjunto Histórico-Artístico por su elevado nivel de conservación, esta población, que creció en torno a un castillo, conserva toda su esencia y asegura un auténtico viaje en el tiempo a todos sus visitantes.